La primera mitad de este 2020 el generar la energía por una de las fuentes más contaminantes como lo es el carbón se redujo un 30% en Estados Unidos, alcanzando una cifra record. Dicha disminución venía desde el año pasado empujada por el Gas Natural y las energías renovables alcanzando precios bajos en energía vinculados a la pandemia COVID19, según nuevas cifras de la EIA (Energy Information Administration).

La generación contaminante de energía por medio de carbón había alcanzado en el año 2007 su pico más alto, por lo que partiendo de ahí se ha ido acentuando y cayendo año con año llegando a cifras record de disminución sin precedentes este año 2020, lo que demuestra el esfuerzo por la generación por medio De Fuentes limpias.

En este año la producción de electricidad por energías renovables aumentó un 5 por ciento y la generación de Gas Natural aumentó un 9 por ciento siendo la principal fuente de generación de energía.

Como consecuencia de estas acciones en energía renovable se han reducido las emisiones de carbono a la atmósfera, ayudando a conseguir mejores precios de la energía, con lo que las plantas de carbón entonces se han convertido en un “Enemigo en la mayoría de las regiones” dice la EIA.

El cambio de carbón a gas ha sido más pronunciado en las redes supervisadas por PJM Interconnection y Midcontinent Independent System Operator (MISO), regiones donde la competencia de precios es particularmente feroz entre el carbón y el gas.

Si bien el gas natural de bajo costo es la amenaza más inmediata para los generadores de energía de carbón y sus proveedores de combustible, la energía renovable se está convirtiendo en un competidor más serio en algunas partes del país, en particular la red ERCOT en Texas. En el territorio de ERCOT, la mayor parte de la disminución de la generación de carbón de este año ha sido reemplazada por energías renovables en lugar de gas, dice la EIA. La generación a gas ha disminuido ligeramente en Texas este año.

 

El candidato demócrata a las elecciones presidenciales del 2020 Joe Biden se ha pronunciado a favor de una descarbonización completa del suministro de electricidad en los Estados Unidos para el año 2035.

El cambio completo con el que las empresas de servicios públicos puedan hacer a energías limpias dependerá de la rapidez con la que se reduzcan los costos en el almacenamiento de la energía y otras tecnologías en energía limpia. En California por ejemplo, ya están optando por reemplazar las viejas plantas de gas y carbón con enormes baterías y energías limpias.

¿Y México para cuándo?