Alfred-Wegener-Institut

Tras un año de investigación en el Ártico, el laboratorio y rompehielos Alemán Polarstern regresa a tierra firme con malas noticias y pruebas devastadoras al encontrar que los últimos veranos no ha habido hielo en un lapso de pocas décadas.

Llegarán los científicos con alrededor de 1,000 muestras de hielo y más de 150 terabytes de datos, después de haber estado atrapado en el hielo del Ártico por 389 días investigando para poder llegar y analizar los datos obtenidos, que a primera instancia no parece muy alentador el panorama.

Alfred-Wegener-Institut / Esther Horvath

El científico Markus Rex relata que fueron testigos de como el Ártico se está muriendo, en sus propias palabras “Vimos este proceso justo fuera de nuestras ventanas, y al caminar sobre el hielo quebradizo” Todo esto debido a que el cambio climático está acelerando los daños.

Los trabajos también consistieron en tomar muestras del agua debajo del hielo para poder estudiar las bacterias y plancton, para comprender así el comportamiento de los ecosistemas.

Los científicos relatan que se había derretido tanto el hielo que había grandes manchas de agua las cuales se “extendían hasta el horizonte”.

 

El Ártico está muriendo.
Markus comentó que debido a que el Ártico es uno de los principales actores en determinar el comportamiento de nuestro planeta es importante tomar acciones para detener estos cambios tan drásticos que llevan a la destrucción del hielo.

De no actuar de inmediato, el Ártico quedará libre de hielo en el verano ocasionando en un corto plazo cambiarán drásticamente las condiciones meteorológicas de todo el mundo.